Qué es el Coaching Ontológico

Que es el Coaching Ontológico

El Coaching ontológico es una disciplina que permite a las personas, poder conseguir resultados óptimos de manera eficaz.

También busca poder desarrollar bienestar personal y en las relaciones de la persona con los demás, ya sea en el ámbito familiar, profesional o empresarial.

Es una disciplina que aporta una manera diferente de interpretar a los seres humanos, su modo de relacionarse, de actuar y de alcanzar los objetivos.

Los objetivos son propuestos por la misma persona y para sí mismo, para su empresas y/o para la sociedad.

Uno de los postulados que lo caracterizan es que el lenguaje, no sólo describe la realidad, sino que por medio de él se genera la realidad.

Orígenes del Coaching Ontológico

En los últimos años el aporte de nuevos enfoques científicos como: la física cuántica (David Bohm y Fritjof Capra), la biología del conocimiento (Humberto Maturana y Francisco Varela), el pensamiento sistémico (Heinz von Foerster), ciertas corrientes filosóficas (a partir de Heidegger), la lingüística (a partir de Austin), ciertas corrientes psicológica (constructivismo, gestalt), el management moderno (Peter Senge, Stephen Covey) han contribuido al surgimiento de una nueva interpretación del Ser Humano: el Coaching Ontológico.

La palabra “Coaching” significa “Entrenamiento” y viene del ámbito de los deportes, donde el coach es el director técnico que le dice a los jugadores cómo lograr una mejor performance.

“Ontología” es una parte de la filosofía que se define como la ciencia del ser.

Es decir, literalmente, coaching ontológico significa entrenamiento en el ser.

¿Qué hace Un Coach Ontológico?

El interés y el entusiasmo por llevar el coaching al ámbito personal, profesional y empresarial es algo reciente.

Existe, sin embargo, mucha confusión acerca de lo que el coaching ontológico realmente es, y cuáles son sus diferencias con respecto al coaching tradicional.

Por ejemplo, es común escuchar a la gente hablar del coaching como una palabra que describe un gerenciamiento amistoso, supervisar, intervenir psicológicamente, aconsejar, ser experto en cierto ámbito, etc.

El coaching ontológico no es nada de eso.

El coaching ontológico es un paradigma diferente, un contexto distinto para que los objetivos sean logrados, en el ámbito personal o en un trabajo de equipo.

El coach ontológico no le dice a las personas lo que tienen que hacer, no presiona, ni aconseja, ni recomienda, sino que explora, hace preguntas, ofrece interpretaciones generativas.

El coach ontológico desafía respetuosamente los modelos mentales para desarrollar una nueva mirada que permita el descubrimiento de nuevas acciones y posibilidades.

Además acompaña en el diseño de acciones que faciliten el acceso a los resultados buscados.