¿Como son las PAS, Personas Altamente Sensibles?

PERSONAS ALTAMENTE SENSIBLES:

TODO UN MARAVILLOSO MUNDO POR CONOCER

Siempre he creído que la sensibilidad es una de las claves más importantes para que en el mundo en el que vivimos vaya un poquito mejor. El lugar donde habitamos, necesita urgentemente de gente comprometida con los demás, con empatía, solidaria y capaces de ayudar a otros en el momento que lo precisen. No sé por qué, pero el hecho de ser sensible, no ha estado aceptado demasiado bien por la sociedad. Hay algunas personas (afortunadamente no todas), que creen que esa cualidad es un signo de debilidad y flaqueza, cuando en realidad puede que sea todo lo contrario

La gente sensible, puede que sean los que más luchen por sus derechos humanos y los que se impliquen más con las injusticias. Por no hablar, de lo mal visto que estaba que un hombre en un determinado momento llorara. ¿Quién no ha oído o leído alguna vez el tópico de: ¡no llores, que eres un hombre, levanta esa cabeza!? Por suerte, la humanidad ha avanzado (a pasos lentos, pero lo ha hecho), y su mentalidad se ha abierto un poco. Han comprendido finalmente que los hombres, tienen tanto derecho a llorar como las mujeres, y que por lo tanto, no tienen que ser el sexo fuerte, ni protector que en años atrás se esperaban de ellos.

Para empezar a contar lo que he descubierto en mis investigaciones sobre las personas altamente sensibles, me parece muy relevante comenzar por la propias definiciones de sensibilidad y alta sensibilidad. La primera, es la capacidad o propensión natural de las personas ante la belleza y valores estéticos o ante sentimientos como el amor, la ternura o la compasión. Según la página web www.personasaltamentesensibles.com, la alta sensibilidad hace referencia a tener un sistema nervioso más fino, más desarrollado que la mayoría de la gente. Como consecuencia, estas personas, reciben mucha más información sensorial.
Un 20% de la sociedad son personas altamente sensibles. Y un porcentaje de ellas, todavía ni siquiera lo saben. Las PAS (personas altamente sensibles), tienen el hemisferio derecho del cerebro, donde se desarrollan las emociones y la creatividad, mucho más activo que la media. ¿Qué quiere decir esto? Pues que viven de una forma bastante más intensa las situaciones tanto buenas como malas que el resto de las personas.
La alta sensibilidad, puede ser un rasgo de doble filo. Con esto quiero decir lo siguiente: si alguien altamente sensible acepta pronto que lo es y su entorno social le da facilidades para ello, puede llegar a ser una persona increíblemente feliz, con muchísima empatía, comprometida, solidaria, un buen líder y capaz de hacer muchas cosas buenas por otros.

Pero, si por el contrario, alguien con alta sensibilidad no recibe por ningún lado el apoyo necesario, ni el mismo se acepta, le rechazan, le ridiculizan, le dan espalda, escucha cada día absurdas etiquetas como “eres un bicho raro” y tiene continuas sensaciones de que el resto de seres humanos no le entienden, puede ser el centro de huracán de depresiones, de ataques de ansiedad, de sentimientos de culpabilidad y puede tener pensamientos devastadores sobre él mismo. Además, de esto, las PAS, pueden llegar incluso a sentir un sufrimiento físico, siendo la piel y el sistema respiratorios los primeros en ser afectados.

¿Qué se puede decir de las personas altamente sensibles? A parte de que son seres especiales donde los haya, he aquí algunas de sus características esenciales:

No son personas introvertidas: A pesar de lo que he encontrado por la red (y gracias a Eva Perea, por la aclaración), las PAS no son personas introvertidas ni tímidas, aunque durante algún tiempo se ha creído eso por falta de información. Que algunos de ellos, prefieran tener pocos amigos pero buenos, no quiere decir que sean poco sociables. Vamos, igual que las personas no PAS.

¡Mucha intuición!: ¿Os habéis visto en la situación de que algún amiga o amigo nada más llegar al lugar en el que habéis quedado y con sólo echar un vistazo dice… “a ti te ha pasado algo”? Pues puede que ese amigo o amiga vuestro tenga una sensibilidad elevada. Los PAS, son capaces de leer entre líneas y muchas veces pueden darse cuenta del estado de ánimo de sus seres queridos muy rápido.

Saben escuchar y no juzgan a las personas: Las personas con alta sensibilidad disfrutan escuchando a su gente más cercana y a pesar de lo que se les pueda contar, no juzgarán e intentarán comprender la situación.

Los pequeños detalles son los que cuentan: Estas personas, saben apreciar cada pequeño detalle que les da la vida y otros seres humanos. Valorando así muchas cosas, que quizás, el resto de la gente pasaría por alto.

Sensaciones extraordinarias: Las PAS, pueden recibir estímulos físicos superiores a los de la media: pueden sentirse muy agobiados en un lugar con mucha gente, o encontrarse mal por un olor muy intenso. También pueden percibir una belleza extraordinaria en un cuadro, en una obra de teatro, en una película e incluso en unas palabras de apoyo de un amigo o un familiar. Y esto puede llevar a que se emocione y se les escapen algunas lagrimillas de felicidad. Pero ojo, también pueden deprimirse por malas noticias, al ver a gente desfavorecida, por las injusticias…

¡Puede que las mentirijillas no valgan con ellos!: Son personas muy perspicaces. Pueden darse cuenta con relativa facilidad si alguien está mintiendo o ocultando algo.

Empáticas al máximo: Tienen una habilidad especial para comprender y ponerse en el lugar de los otros casi sin ninguna dificultad. Muchos hablan de una gran conexión emocional con sus más allegados.

Comprometidas, solidarias y capaces de ayudar: Las PAS, viven de verdad el sufrimiento de los seres humanos. Por eso, en la mayoría de las veces, estarán dispuestos a ayudar a quien lo necesite e implicarse en cada situación al máximo si lo requiere.

No les importa estar solos: De hecho, en algunas ocasiones lo prefieren. Les gusta conectar con ellos mismos y disfrutar de un tiempo a solas sin nadie alrededor. Así podrán saber cuáles son sus verdaderas emociones y tomar la decisión adecuada.

Capaces de transmitir con facilidad sus sentimientos: Dado a su alta sensibilidad, no les da miedo hablar de cómo se sienten y de sus emociones. Pero cuidado, esa facilidad puede jugarles una mala pasada. Puede que alguna persona, les utilice para fines no demasiado buenos y así aprovecharse de ellos.

Son muy buenos trabajando en equipo: Y muchas veces, son ellos los que animan y ayudan a sacar lo mejor de sí mismos a los demás compañeros.

Desde mi punto de vista e investigaciones, puedo decir que la alta sensibilidad ni es un don (como muchos dicen) ni tampoco un horrible defecto. Para mí, es un rasgo de la personalidad de cada uno increíblemente asombroso y magnífico. Puede, que algunas PAS, se sientan (o las hagan sentir), como bichos raros, pero en realidad, ni mucho menos lo son.

Son personas con grandes cualidades. Y esas cualidades, podrían hacer de este mundo, un lugar mejor. Así que, desde aquí, quiero animar a esas personas con elevada sensibilidad que salgan, que se den a conocer, que vivan, y que disfruten de ser diferentes (ojo, ni mejores ni peores, diferentes).

No os escondáis, porque la mayoría de la gente, aunque no lo reconozcan, necesitan de vosotros.

Autor:

Aprendiendo en Positivo

(revisa su contenido en el blog original)

Deja un comentario